Tres claves para mantener tu dinero seguro

La  seguridad de los bancos es cada vez más sofisticada. Inmensas cajas fuertes, sistemas electrónicos de vigilancia con sensores que parecen sacados de películas de James Bond y hasta cortinas de acero que caen de manera fulminante cuando un asalto parece inminente.

Sin embargo,  ninguno de esos métodos de seguridad resulta efectivo cuando la incertidumbre financiera o las crisis económicas derrumban, de repente la solidez, del sistema bancario de un país.

¿Habrá una manera de proteger nuestros recursos de lo inesperado? Siempre tendremos imprevistos y algunas pérdidas. Sin embargo, como hijos de Dios, no debemos preocuparnos por lo que podemos perder sino por no apartarnos del río de la abundancia en el que Dios suple todas nuestras necesidades.

Mejor que cualquier esquema de seguridad es poner en práctica tres claves que deseo compartir contigo. Ellas forman un poderoso cerco que protege tu dinero, tus bienes y todos los recursos que Dios te  da.

Primera clave: Mayordomía. Ser administradores al servicio de Dios es una verdadera fortuna para el cristiano. Quienes consideran que sus recursos son suyos y sólo suyos, constantemente viven la angustia de quien teme que sus posesiones le sean arrebatadas.

Como representantes del reino, en el que somos administradores de sus recursos, no sólo tenemos una responsabilidad delegada sino también la protección del rey que nos ha delegado la tarea. Si somos mayordomos al servicio de Dios y administramos con responsabilidad lo que nos es dado, es Él quien nos protege y nos respalda.

Si has sentido angustia o temor por alguna posible pérdida económica, haz este ejercicio: declara delante de Dios que todo es suyo y verás cómo, de repente, se desvanece ese peso abrumador que llevabas encima.

Segunda clave: Fidelidad. Quizás has visto en la literatura, en las películas y hasta en la vida real mayordomos que han servido durante generaciones a una misma familia. Muchos de ellos han recibido para sí mismos y para su descendencia estimulantes recompensas que les han permitido vivir con abundancia y dignidad.

Los mejores mayordomos, los que perduran y obtienen esas recompensas son los mayordomos fieles. Fidelidad significa constancia a toda prueba. Significa ser íntegros con nuestras finanzas delante de Dios a pesar de las dificultades.

Detalle importante: cuando eres fiel amplias tu capacidad de mayordomía. Dios te concede mayores recursos que puedes administrar pero también disfrutar. “Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor (Mateo 25:21) Una muestra de fidelidad, fe y constancia que abre ventanas para ti y los tuyos es la regularidad y la alegría al diezmar y ofrendar.

Tercera clave: Bendición. Cuando somos mayordomos fieles, la bendición de Dios nos toca. Recibimos más allá de nuestras expectativas.

“Traigan todos los diezmos al depósito del templo, para que haya suficiente comida en mi casa. Si lo hacen —dice el Señor de los Ejércitos Celestiales— les abriré las ventanas de los cielos. ¡Derramaré una bendición tan grande que no tendrán suficiente espacio para guardarla! ¡Inténtenlo! ¡Pónganme a prueba! Sus cosechas serán abundantes porque las protegeré de insectos y enfermedades. Las uvas no caerán de las vides antes de madurar —dice el Señor de los Ejércitos Celestiales”, dice Malaquías 3:10-11 en esta hermosa versión de la Biblia llamada “Nueva Traducción Viviente”.

Sí, este mensaje es para hoy y es para ti. Si te mantienes bajo el influjo abundante y proveedor de Dios, ¿a quién le importan las pérdidas? No ores para que no te roben. Dios ya prometió reprender en tu nombre toda playa. Ora mejor para ser un mayordomo fiel y bendecido y así tu dinero y tus bienes estarán seguros en la bóveda espiritual de quien todo lo posee.

CARLOS ANDRÉS GALLEGO
Coach Cristiano – Creelo.org
“Que Cada Cristiano Cumpla Su Propósito en la Tierra”

Tags: ,

Deja un comentario (11 Comentarios hasta ahora)


  1. Alan Gustavo Perez

    Tremenda palabra reveladora Carlos Andrés, bendiciones.


  2. Jorge Contreras

    Que nos sirva de ejemplo, a lo recomendado, la permanente presencia del Señor en nuestras huellas dejadas en el camino solo él nos protege desinteresadamente, y la fidelidad es la moneda mejor cotizada por el.


  3. Yessenia Morales

    Hola muchas bendiciones para su vida y su familia que Dios siga usando su vida para seguir compartiendo de su amor y misericordia, quiero oración por mi familia y mi economía, antes cuando ganaba poco daba mi diezmó y ofrenda y ahora que gano un poco mas solo doy ofrenda y no me alcanza para dar mi diezmo.

    Carlos Andrés Respuesta:

    Bendiciones a su vida y familia Yessenia, estaremos orando para que el señor le bendiga y multiplique sus finanzas.

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te