Pensamientos Negativos

Si tu mente esta llena de pensamientos negativos, el éxito y la manera como Dios quiere que vivas jamás podrá ser una realidad en tu vida.

Puedes hacer grandes esfuerzos por realizar algo positivo o efectivo, pero será muy difícil conseguirlo sino cambias tu forma de pensar.

Lee este artículo, Dios esta interesado en revelarte el plan que diseño para ti, pero para entenderlo es necesario renovar tus pensamientos.

El pensamiento negativo hace que todo en tú vida sea inestable e incluso tu vida espiritual. El conocimiento de Dios y su sabiduría será muy difícil de entender si posees un patrón de pensamiento inestable, lo cual te llevara a dañar la mente sana que Dios te otorgo como regalo.

Tus pensamientos contribuyen en las elecciones y opciones que determinas para tu vida. Así como es tu pensamiento, es tu forma de ser. Esta gran verdad se encuentra en la Biblia. Proverbios 23:7 “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él”.

Echa un vistazo a lo que realmente está dentro de ti

Examina tu corazón ¿haz examinado tu corazón últimamente? Si no lo haz hecho es hora de comenzar, pregúntate y prepárate para aceptar y ser honesto con las respuestas, ¿qué cosas están morando dentro de mi corazón? Hazte las siguientes preguntas.

  • ¿Por qué está ahí?
  • ¿Me ayuda o me sirve de apoyo?
  • ¿Cómo me está ayudando?
  • ¿Cómo me sirve de apoyo?

Examina tu mente, ¿cuanto pensamiento negativo se encuentra depositado en tu mente? ¿Qué tal tu vida, va al ritmo de lo que deseas o necesitas? Si no es así, lo más probable es que exista una conexión entre los pensamientos y los resultados que estás viendo.

Deshazte de los pensamientos negativos

El Pensamiento negativo es muy tóxico. Definitivamente es todo lo que nos rodea, pero también puede estar en nosotros. Tú puedes estar alrededor de personas que son extremadamente negativas y sus palabras y manera de pensar  te pueden estar afectando y emitiendo energía negativa.

Estos ladrones de energía están drenando tu vida ¿Sabes quienes pueden ser esas personas?  Si no lo sabes es necesario que las identifiques y poner fin a tú relación con ellas. Esto hace parte del proceso para comenzar combatir esos pensamientos negativos, pero no lo es todo.

Los pensamientos negativos no desaparecen por si solos, hacen parte de un proceso el cual tu debes elegir iniciar. Tu mente debe ser transformada para que no se ajuste a las pautas del pensamiento carnal. En pocas palabras, tú tienes que cambiar la forma de pensar.

La Palabra de Dios dice en Romanos 12:2 “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

Tú solo podrás mantener una vida exitosa, cuando logres renovar tus pensamientos, de esta forma quedaras preparado para entender lo que Dios quiere, y llegar a ser utilizado en el servicio de su reino.

Recuerda, la Palabra de Dios es la clave para cambiar tu mentalidad y estilo de vida. Medita en Su Palabra, Él te dice como debes hacerlo, Filipenses 4:8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”.

Cuando comiences a meditar en la Palabra de Dios, nuevas experiencias y cambios llegaran a tu vida. Anímate y se consiente. El cambio es un proceso, pero con Dios todo es posible.

Renueva tu pensamiento, para que cuando Dios te revele su propósito puedas captarlo y cumplirlo.

Equipo de Creelo.org
“Que cada cristiano Cumpla su propósito en la tierra”

Escribe tu comentario de la revelación que tú recibes de parte de Dios hoy a través de este artículo, escribe tu aporte en comentarios.

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te