Orar Te Trae Paz

La oración es un hábito que todos debemos tener. No es sólo una bendición espiritual para poder comunicar nuestros problemas y sentimientos a nuestro Padre con amor, sino que también beneficia a nuestra salud.

Lee este artículo y comienza a cultivar una vida de oración para alcanzar esa paz y tranquilidad que tu alma necesita.

¿Conoces a alguien que sufre de ansiedad, depresión, estrés o angustia? Entonces conoces a alguien que no está orando. La Biblia es clara sobre el efecto que la oración produce, y lo establece claramente en:

Filipenses 4:7 “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”

Esta paz es algo que ningún psicólogo puede inducir y ninguna medicina puede replicar. Una paz que solo la podemos lograr al iniciar nuestro día con oración y al mismo tiempo llevar cada petición delante del Señor.

Bajo cualquier circunstancia por la cual podamos estar atravesando debemos darle gracias a Dios y alabarle, al asumir esta actitud estamos demostrando nuestra confianza en Él, entonces comenzaremos a experimentar esa paz que no se puede explicar con términos humanos, que viene directamente de Dios.

Esta paz es capaz de poner nuestro corazón (es decir, las emociones) y la mente (o el almacenamiento de nuestras preocupaciones) en reposo “en Cristo Jesús”. Esta última expresión, “en Cristo Jesús” es algo que a veces leemos sin darnos cuenta plenamente del significado y las implicaciones que tiene.

Al orar, podemos sentirnos tentados a hacerlo a nuestra manera. Es decir, nos acercamos a Dios en nuestros propios términos, y esperamos una respuesta de Él con respecto a nuestros propios méritos. Esto no sólo es incorrecto, sino que constituye un insulto a la gracia de Dios.

Es sólo por la gracia que se nos ha redimido y adoptado como hijos e hijas de Dios, es por gracia que nuestros pecados han sido perdonados y que tenemos acceso a la presencia de Dios, también es sólo por gracia que el Espíritu Santo mora en nosotros e intercede en nuestro favor para que nuestras oraciones sean agradables a Dios.

Por último, es sólo por la gracia que nuestra mente ha sido renovada y transformada en la semejanza de Jesucristo para que nuestros pensamientos y sentimientos estén dirigidos y guiados hacia la santidad en vez de la maldad.

Ahora somos capaces de hacer todo lo que hacemos para la gloria de Dios, pero sólo por su gracia. Colosenses 3:17 “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él”.

La oración debe ser una experiencia de todos los tiempos, debemos orar cuando todo esté bien, en medio del problema, en la desesperación, en la necesidad etc. Dios siempre tendrá una respuesta a su tiempo.

“Orad sin cesar”, 1 Tesalonicenses 5:17 Eso es exactamente lo que necesitamos en nuestro tiempo, cuando tantas presiones y dolores amenazan con destruir nuestra paz mental. La oración es la mejor terapia para el alma rota.

CARLOS ANDRÉS GALLEGO
Creelo.org – Coach Cristiano

Escribe tu comentario de la revelación que tú recibes de parte de Dios hoy a través de este artículo, escribe tu aporte en comentarios.

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te