Orando en la gracia de Dios para encontrar trabajo

Muchos aspirantes para pocos puestos de trabajo. Esa parece ser la constante en el panorama mundial del empleo. Sin embargo, cuando las puertas se ven cerradas a lo lejos o parece que otras personas toman la delantera en la  carrera hacia las vacantes, tú cuentas, como hijo de Dios, con una fuerza privilegiada que debes empezar a ejercer con convicción: la gracia y el favor del padre. Es una influencia poderosa que puedes invocar cuando haces oraciones para encontrar un trabajo.

No se trata de dejar en un segundo plano el esfuerzo personal ni de cesar en nuestro empeño por alcanzar la excelencia laboral o profesional. Por el contrario, Dios quiere que seamos dignos representantes de su reino pero quiere hacerse cargo de nuestra preocupación y ansiedad, Él quiere abrirnos las puertas y desea darnos oportunidades especiales a través del privilegio de su gracia en nosotros.

Déjame explicártelo de esta manera: Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas(Josué 1:7). Esfuérzate (da lo mejor de ti) sé valiente (créele a Dios en contra de toda duda o pronóstico negativo) y cumple con sus mandatos.

De esta manera serás prosperado en todo lo que emprendas. ¿Acaso se puede ser más preciso? Cuando Dios dice algo con tanta claridad, estás ante una promesa que se cumple en todo tiempo, si haces tal y cual como Él indica. Es una fórmula de éxito.

Donde muchos fallan, porque no lo consideran importante, tú triunfarás. Mientras otros buscan las “influencias” del mundo para lograr conseguir un empleo, el Señor será para ti ese mecenas influyente que te entregará oportunidades doradas. Por eso, cuando ores a Dios para conseguir trabajo, ora primero para que te dé la lucidez y la voluntad que te permitan permanecer bajo su tutela. “Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad: átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres”. (Proverbios 3:3-4)

¿Estás listo para experimentar la dimensión de la gracia de Dios? Si tienes certeza de ser su hijo y sabes que Él es tu mejor patrocinador, entonces sí lo estás. Ahora, haz efectiva esa certeza poniendo en marcha un plan de batalla personal y espiritual para conquistar ese empleo que el Señor ya determinó para ti. Conoce la estrategia de Oración para Trabajo en siete días visitando este enlace.

Recuerda: camina en la gracia de Dios y afirma tus pasos sobre valores como la puntualidad, la diligencia y las ganas de hacer las cosas cada vez mejor en ese lugar en el que Dios te pondrá. Así no sólo conservarás y tu trabajo sino que te destacarás en él con el sello de tu ciudadanía del reino.

CARLOS ANDRÉS GALLEGO
Coach Cristiano – Creelo.org
“Que Cada Cristiano Cumpla Su Propósito en la Tierra”

Tags: , ,

Deja un comentario (3 Comentarios hasta ahora)


  1. Erika

    El día de ayer en medio de mi desesperación por no encontrar empleo busque refugio en oraciones para poder tranquilizar mi alma y no perder la fe, encontré la pagina de ustedes con esa oración y reto tan bonito.

    He enviado mi hoja de vida a varias empresas muy importantes, he estado en muchas entrevistas donde la persona de selección me dice que soy la mas opcionada pero al final no se concreta mi vinculación, estoy segura que Dios algo quiere que aprenda de esta lección y es la paciencia y perseverancia, ya que soy una persona muy acelerada.

    Bendito seas señor por darme luz por medio de esta pagina, personas y de estas oraciones tan lindas que reconfortan mi alma, mi espíritu y me ayudan a seguir confiando y esperando tu tiempo perfecto.

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te