Oración de sabiduría para los negocios

Aunque al orar es frecuente elevar peticiones al Señor, podemos ir un paso más allá y alcanzar un nivel más alto en nuestra relación con el Padre: el diálogo. En efecto, quiero invitarte a que explores conmigo un poderoso tipo de oración en el que además de expresar las peticiones de tu corazón, también recibes respuestas del Señor, tal y como ocurre en una conversación fluida entre amigos.

Lo que voy a recomendarte a continuación puede aplicarse a muchos temas en tu vida pero quiero hacer un especial énfasis en la oración de sabiduría para los negocios porque frecuentemente estamos tomando decisiones trascendentales en las que resulta vital ser sensible a las respuestas y la guía del Señor.

Entonces, cuando ores al Señor buscando tomar la mejor decisión respecto a un negocio, agradece su compañía e invoca su sabiduría para que tengas el discernimiento que va más allá de lo que parece evidente.

Hazle, a continuación, preguntas como:

“Señor, ¿está este negocio de acuerdo con tu voluntad? ¿Glorificará tu nombre?” No basta solamente con mirar si un negocio es viable económicamente o no. Es muy importante discernir cuál es su impacto y si tiene alguna implicación desfavorable o negativa para alguien. A la larga, y por muy rentable que parezca un proyecto, si éste crea problemas o afecta a personas terminará por irse a pique.

Recuerda que las cosas que provienen del Señor no tienen cobros inesperados  que causen dolor. “La bendición de Jehová es la que enriquece y no añade tristeza con ella” (Proverbios 10:22).

“¿Son las condiciones de este negocio justas y equitativas para todos, amado Padre?” En lo natural,  siempre verificamos que las condiciones de un trato no sean desventajosas y sean muy justas para nosotros. Desde nuestra posición espiritual también, pero consideramos con perspectiva más amplia todas las partes implicadas.

De hecho, cuando hoy en día se habla de que las mejores relaciones comerciales y financieras alcanzan su mejor potencial en un esquema “gana-gana” se está reconociendo la importancia de garantizar siempre que las partes de un negocio se sientan realmente satisfechas con lo que obtienen. “Así ha dicho Jehová: Guardad el derecho y practicad la justicia, porque cerca de venir está mi salvación y de manifestarse mi justicia” (Isaías 56:1)

“Amado Dios, ¿son las personas con las que me estoy asociando para este negocio conforme a tu corazón?” Así como hay yugo desigual en relaciones de pareja también lo hay en el campo de los negocios.

El hecho de que alguien diga ser cristiano como tú no garantiza que practique los valores del reino. Por otro lado, hay personas que sin estar plenamente identificadas con nuestra fe manifiestan la ética y los valores de un creyente. Por lo tanto, en este caso también necesitas del discernimiento de Dios que es capaz de ver las intenciones de tu corazón. “Mi escudo está en Dios, que salva a los rectos de corazón” (Salmos 7:10).

“Señor, gracias por tu guía y tu sabiduría para recoger la cosecha de este negocio”. Por último, clama a Dios por su sabiduría porque si en los pasos anteriores sientes que Él te da luz verde, necesitarás ser prudente para administrar las riquezas que te conceda a través del negocio que emprendes. En este punto, como en todos, date tiempos de silencio y alabanza porque el Señor pondrá en tu corazón las respuestas a tus consultas.

CARLOS ANDRÉS GALLEGO
Coach Cristiano – Creelo.org
“Que Cada Cristiano Cumpla Su Propósito en la Tierra”

Tags: ,

Deja un comentario (4 Comentarios hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te