Oración de negocios para edificar en la roca

Los riesgos parecen ser inherentes a los negocios. Si tú eres gestor de tu propia iniciativa y diste un salto de fe para ir por tu cuenta en vez de tener un empleo regular, sabes tan bien como yo que no se cosechan satisfacciones sin asumir una cuota de incertidumbre y, algunas veces, algunos fracasos.

Sin embargo, quienes somos guiados por el Espíritu de Dios tenemos una certeza que muchos hombres y  mujeres de negocios no tienen y es gracias a la cual que tenemos pleno respaldo en todos los emprendimientos  y  negocios que iniciamos.

Quien se ha decidido a marcar la diferencia en su propia vida y en la vida de otros a través de una actividad empresarial puede edificar su futuro profesional y financiero sobre una base que no se deja conmover por las fluctuaciones del mercado y ni las tormentas de le economía.

Esa base es la roca firme de Jesucristo. Y sobre ella es posible pedir al cielo la sabiduría y el entendimiento para dar pasos de triunfo. La roca firme es la base para tu oración de negocios.

“A cualquiera, pues, que me oye estas palabras y las pone en práctica, lo compararé a un hombre prudente que edificó su casa sobre la roca. Descendió la lluvia, vinieron ríos, soplaron vientos y golpearon contra aquella casa; pero no cayó, porque estaba cimentada sobre la roca. Pero a cualquiera que me oye estas palabras y no las practica, lo compararé a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena. Descendió la lluvia, vinieron ríos, soplaron vientos y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina” (Mateo 7: 24-27)

Cuando tú oyes y pones en práctica la Palabra de Dios y permites que su esencia afecte los fundamentos y los valores de tu vida, estableces un piso sólido para todas tus decisiones de negocios. Sobre esa base, no solamente caminas en el discernimiento espiritual que te permite advertir peligros y falsas puertas sino que además abre tus ojos para que puedas ver aquellas oportunidades que otros no ven y en las que puedes ser muy bendecido.

Podrán venir corrientes de recesión económica, vientos de caídas en las inversiones y muchas otras calamidades de tipo financiero, pero si antes y durante los momentos de crisis tú oras a Dios para resguardar tu negocio y no te alejas de su cobertura, verás que siempre encontrarás la salida y  nuevas oportunidades para prosperar.

Importante: también para quienes tienen negocios son muy relevantes las claves que comparto en el artículo Oración para trabajo en 7 días. Haz clic en este link para conocerlas.

CARLOS ANDRÉS GALLEGO
Coach Cristiano – Creelo.org
“Que Cada Cristiano Cumpla Su Propósito en la Tierra”

Tags:

Deja un comentario (4 Comentarios hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te