Nosotros Podemos Hacer La Diferencia

¿Te has preguntado alguna vez que pasaría si tu oración fuera diferente?

El mundo podría ser un lugar diferente si todos los que profesamos ser cristianos nos dispusiéramos a orar de una manera completamente nueva.

Lee este articulo y recuerda fuimos formados por Dios para marcar la diferencia y al mismo tiempo hacer grandes cosas a través del gran poder de la oración.

Dios está a la espera de aquellos con la voluntad de ver y contribuir en el cambio. Puede parecer que todo está perdido y que nada podemos hacer para impactar a la sociedad posmoderna secular y llevarles a ser diferentes.

No hay lugar para Dios en un mundo tan petulante sobre su propio origen y destino. La religión no es más que una superstición inútil que pronto será obsoleta. ¿Quién necesita un Dios cuando tenemos la ciencia, la inteligencia y la autodeterminación?

Los israelitas fueron una nación con el mismo tipo de pensamiento. Se habían olvidado por completo de los maravillosos milagros que Dios había hecho en el pasado, liberando a millones de personas de la esclavitud en Egipto, separando los mares para dejarlos pasar ilesos, conquistando a sus enemigos y dándoles una tierra rica en herencia, y la lista continúa indefinidamente.

Cuando Isaías está escribiendo su libro, podemos notar que la situación en Israel es muy parecida a la del mundo actual. En aquel entonces se veía a una nación llena de iniquidad, mentiras, blasfemias y con una mala conducta. Tenían un corazón muy pero muy lejos de Dios.

Isaías 42:25 “Por eso se enojó con ellos y los castigó” Dios se enoja por causa del pecado, Dios se enoja al ver que existe tanta necesidad, miseria, gente deprimida y que a nosotros esto nos parezca normal. La gente mala es la que está al poder y nadie se dispone a marcar diferencia alguna.

Dios quiere ver realizada su voluntad en la tierra Mateo 6:10 y si esta es la voluntad del padre también debe ser la nuestra como colaboradores del Reino. Si queremos ver las cosas diferentes debemos orar para traer la voluntad de Dios al mundo.

Tal vez si oramos más y nos quejamos menos por la maldad existente, podríamos ver a Dios moverse de una manera poderosa. No hay atajos y no hay manera más fácil.

Para hacer que las cosas sucedan tenemos que participar. Si no actuamos ahora, vamos a tener que escuchar estas palabras que el profeta Ezequiel tuvo que hacer frente a los de Jerusalén que no se preocupaban por la maldad que les rodeaba.

Ezequiel 22:30 Y busqué Entre Ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, Para qué yo no la destruyese; y no lo halle.

Tu propósito es marcar la diferencia, para comenzar a marcar la diferencia no necesitas ir a las naciones, necesitas comenzar por tu hogar y familia.

CARLOS ANDRÉS GALLEGO
Creelo.org – Coach Cristiano

Escribe tu comentario de la revelación que tú recibes de parte de Dios hoy a través de este artículo, escribe tu aporte en comentarios.

Deja un comentario (4 Comentarios hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te