Los Propósitos De Dios

Hay un momento en la vida de todo cristiano en el cual, inevitablemente, se cuestiona cual es el propósito de Dios. O, más precisamente, cual es el propósito de Dios en su vida. Es decir, qué es lo que Dios quiere de uno mismo, qué camino nos presenta para seguir, qué indicios nos da…

Estas preguntas no son extrañas para ningún cristiano pues el propósito de Dios para el hombre es uno de los más grandes misterios de su vida. Pero con fe y con atención es posible ver dicho propósito.

El propósito de Dios en mi vida puede ser totalmente difuso o tan claro como la luz del sol. Todo depende de si hemos abierto nuestro corazón a la Palabra y de si hemos contactado con las personas adecuadas para mostrarnos el camino.

Así, el propósito de Dios para mi vida no debe ser un misterio sino una certeza. El propósito de Dios en nuestras vidas debe guiarnos por el camino que Dios desea que sigamos. Tal camino no es el mismo para todas las personas pues la voluntad de Dios es distinta para cada uno.

El propósito de Dios para la mujer puede ser muy distinto que el propósito de Dios para el hombre pero ambos tienen ambo en común: hay un propósito. Nuestra misión es, pues, descubrirlo, encontrarlo y, una vez hallado, seguirlo.

El propósito de Dios en mi vida es único y está destinado solo para mí. Nadie más en este mundo puede cumplir el propósito que Dios me ha encomendado. Lo mismo sucede contigo, pues Dios tiene un propósito para cada uno de nosotros. En cierta forma se podría decir que es nuestro destino.

La importancia del propósito de Dios para mi vida es máxima ya que sin conocer dicho propósito mi vida no sería plena. Las personas alejadas de la Palabra o de la ayuda de otras personas que les permitan encontrar su propósito no se desarrollan con plenitud. Esto conlleva sufrimiento y tristeza, un vacío que no puede llenarse por nada más.

Así como Dios tiene un propósito para el individuo también existen los propósitos de Dios para la familia. Es claro ver que si hay un plan para cada uno de nosotros de alguna forma se entrelazarán dichos caminos para dar forma al propósito como familia. Por ello la familia cristiana es – y debe ser – el núcleo de toda comunidad.

Los propósitos de Dios en mi vida se irán desvelando a medida que pasen los años, a medida que siga en mi camino. Allí donde me lleve la vida es Dios quien se presenta de distintas formas para mostrarme su propósito.

¿Conoces los propósitos de dios para tu vida? ¿Tienes alguna idea de cuales pueden ser sus planes? Los propósitos de Dios para mi vida son claros gracias a la Palabra y a la ayuda de personas que me han presentado el camino a seguir. A medida que se presentan indicios de dicho propósito puedo interpretarlos adecuadamente.

Los propósitos de Dios para el hombre no deben, pues, ser ningún misterio. Hay palabras de Dios para ti en las Escrituras, sirven para guiarte en tu aventura por la vida. Para empezar con buen pie debes tener la certeza de que Dios tiene un propósito para tu vida.

Qué sentido tendría, de no ser así, que Dios nos hubiese dado la vida. Tenlo en mente, afírmalo: hay  un propósito de Dios para mí.

Génesis 2:15Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase”.

Vemos en este pasaje de la Biblia y en los siguientes como Dios le dio al hombre un lugar y un fin, una misión: Un propósito.

Equipo de Creelo.org
“Que cada cristiano Cumpla su propósito en la tierra”

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te