Los planes de Dios

Los caminos del Señor son inescrutables. Es decir, por más que un hombre dedique su vida a conocer lo que planea Dios nunca terminará de conocer su Plan. Y esto es una limitación que tenemos pues somos simples mortales pero ello no nos impide conocer parte del Plan de Dios.

En particular, debe interesarnos no solo el plan que Dios tiene para nosotros sino también el plan de Dios para la familia. Para nuestra familia. Para las familias de nuestros amigos y conocidos. ¿Qué es lo que tiene Dios planificado para todos nosotros?

Como ya hemos dicho no podemos conocer este Plan en su totalidad. Pero una parte del plan de Dios está disponible a lo largo de nuestra vida para que lo conozcamos. El Plan de salvación de Dios ofrece la redención a todos los que la deseen, solo deben refugiarse en Dios y arrepentirse de sus pecados.

El Plan de Dios es la muestra máxima de amor que el Creador tiene con nosotros. Pues no es un plan para terminar con las personas. Es un plan para salvar a todos los hombres y darles una segunda oportunidad cerca de Dios.

El plan de Dios para el hombre es otro de los grandes misterios de la vida pues con nuestra capacidad de entendimiento no alcanzamos a conocer lo que Dios tiene planeado para nosotros. Los planes de Dios para las personas no son, pues, cognoscibles de antemano.

Para poder saber algo sobre el Plan de Dios debemos conocer y estar cerca del Señor. El Plan de Dios para el hombre se desvela en la Biblia y está destinado a todas las personas de este mundo. Todos formamos parte del Plan de Dios, sin excepción.

Ahora puede surgir la pregunta, ¿cuál es el plan de Dios para mi vida? ¿Cómo saber lo que Dios planea para mí? No es fácil responder a esta pregunta pero sin duda nos recompensa buscar la respuesta. Hay que estudiar la Palabra para saber que Dios planea salvarnos a todos y nos ofrece la oportunidad de dicha salvación.

Por otra parte, el plan de Dios para el matrimonio se presenta de forma distinta que el plan para una persona. Dios tiene un plan para todos nosotros, para los matrimonios, familias, etc.

Debemos tener claro que los planes de Dios son perfectos. No hay ningún error en lo planificado por el Señor, aunque nos cueste entender por qué suceden algunas cosas en nuestras vidas o el porqué de algunos cambios. Dios sabe por qué, nosotros debemos aceptar todo como parte de su Plan.

Ahora pensemos en la pregunta: ¿cuáles los planes de dios para mi vida? ¿Cómo saber lo que Dios ha planificado para mí? La Palabra es la respuesta. Con la Palabra y con una relación fuerte con Dios podremos ver el plan que se nos presenta para nuestra vida.

Los planes de Dios y los nuestros pueden diferir. Podemos desear cosas que Dios no ha planificado para nosotros. Cuando tal sea el caso veremos que las circunstancias de la vida nos apartan de aquello que no es para nosotros. Debemos saber identificar tales cosas y ceñirnos a lo que sí es para nosotros.

Los planes de Dios son de bien, pues Dios nunca nos haría daño. Él desea que todos seamos dichosos y felices. Así, los planes de Dios son de bien y no de mal. Dios no puede hacer el mal.

Además, hay que tener en cuenta que los planes de Dios no son los del hombre. Como hemos dicho antes Dios tiene un plan que difiere de nuestros deseos personales. Ir en contra del plan de Dios solo nos haría desdichados, pues él sabe lo que es mejor para nosotros.

Volvamos sobre el hecho de que los planes de Dios son perfectos. ¿Qué significa? Quiere decir que los planes de la entidad todopoderosa que es Dios no pueden estar equivocados. Somos nosotros los que nos equivocamos al hacer algo que no sea lo que Dios ha planificado para nosotros. He aquí la importancia de conocer el plan que Dios tiene para cada uno.

“Juan 3:16 Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna”.

Juan 11:25-26 Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto?

Como vemos Dios tiene un Plan de amor para todos nosotros y nos indica que para llegar a él debemos acudir a Cristo. La fe es la clave para encontrar el plan que el Señor tiene para cada uno de nosotros, pues con fe podremos descifrar los indicios que se nos muestra en nuestras vidas, conocer el plan de Dios para uno mismo.

Hay algo que debemos tener en mente y es: que los planes de dios son mejores que los míos. O los tuyos, o los de cualquier persona. Pues, ¿cómo iban a ser los planes de un mortal mejores que los de Dios? ¿Verdad?

Por ello, los planes de Dios no son nuestros planes, son distintos. Debemos aprender a ver en nuestra vida el plan de Dios y aceptar su voluntad.

Equipo Creelo.org
“Que cada cristiano Cumpla su propósito en la tierra”

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te