El Propósito De La Iglesia

Como cristianos, en la vida que vivimos dentro de la iglesia y fuera de ella se nos exhorta a ser creyentes con una vida con propósito, siguiendo el designio divino que Dios tiene para cada uno de nosotros.

Esto, como sabemos, es un pináculo de la vida cristiana, ya que nuestra principal necesidad ya ha sido solucionada con el sacrificio de Cristo, el cual nos libró de la muerte.

Nuestra carrera de fe apenas empieza cuando entregamos nuestro corazón al Señor, y se desarrolla durante toda nuestra existencia terrenal.

La palabra nos exhorta a  llevar a Dios todas nuestras necesidades, mediante oración y ruego:

“Filipenses 4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”.

Pero, ¿es en nosotros una necesidad el buscar el propósito del creador en nuestra vida para gloria y honra al Señor que nos ha salvado? Hablando más en general, hablando del cuerpo que somos en Cristo, ¿los hermanos buscamos este propósito como iglesia? La respuesta quizá nos desalentaría.

En múltiples ocasiones vemos vidas desperdiciadas, dones que podrían ponerse a los pies del Señor de nuestro corazón, dentro de nuestra casa y dentro de nuestra iglesia, vidas que pueden llenarse de gozo y satisfacción, pero que sin la mira del Señor se tornan espíritus incompletos, con alegrías mediocres y sin el asombro que los milagros y cuidados de Dios pueden dar a sus hijos.

Nuestro libro guía es la Biblia sin duda. Sin embargo el Señor encuentra más de una manera para hacernos ver el cómo nos utilizará y cumplirá en nosotros su propósito. Tal como lo hace con la alabanza, la oración o con el privilegio de testificar.

Sabemos que Dios es un Dios de milagros, no un Dios de magia; Él utiliza todo lo que nos rodea para mostrarnos que existe y está con nosotros, pues por  Él y para Él fueron creadas todas las cosas:

“Colosenses 1:16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él”.

¿Por qué no pensar que Dios utiliza actualmente, por ejemplo, un PDF, un libro, o material de Download, para darnos a conocer una verdad que nos mantendrá alejados del desaliento, tal como usa la medicina para guardarnos o librarnos de la mala salud y de los padecimientos del cuerpo? ¿Es esta una idea descabellada? Sin duda no lo es.

Así como Dios pone a nuestra mano, de manera sencilla, los medios como la literatura para acercarnos a Él, medios en los que ha utilizado a pastores como Rick Warren para presentarnos verdades de Dios, por qué no pensar en que el mismo Dios que nos da la facilidad de navegar por Internet o el utilizar un computadora no utilizará estas mismas herramientas para acercarnos a Él, para mostrarnos su propósito para nosotros en nuestras vidas.

Como cristianos, nuestro propósito es servir al Padre. ¿Cómo? Él mismo nos ha dado dones para llevar a cabo este propósito, en nuestras iglesias en nuestra comunidad. Ahora, ¿cuál es el propósito en particular que Dios ha puesto en ti? Esta respuesta no puede ser postergada, tu satisfacción y paz dependen de ella.

Equipo Creelo.org
“Que cada cristiano Cumpla su propósito en la tierra”

Deja un comentario (1 Comentario hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te