El Propósito de Dios para MI: La Regla 8/8/8

La Fórmula 8/8/8 (Aquí está la transcripción de lo que dije en el vídeo)

Hoy voy a darte a conocer la fórmula 8/8/8 basada en “Eclesiastés 3:1 Para todo hay un tiempo señalado, aun un tiempo para todo asunto bajo los cielos”.

Si tú no estás haciendo lo que deseas, no estás trabajando en tu propósito porque el tiempo no te lo permite, esto te ayudara a resolver esta situación y dejar de lado la frustración que sentimos cuando a pesar de tener a Jesús en nuestro corazón, no nos sentimos haciendo lo que él tiene como propósito para nosotros.

Por eso en “Eclesiastés 3:1 Para todo hay un tiempo señalado, aun un tiempo para todo asunto bajo los cielos”. Por lo tanto Bíblicamente está escrito que si podemos sacar un tiempo para todo.

El número 8 es un número de nuevos comienzos, así que te invito a iniciar lo que deseas, a emprender el camino hacia tu propósito.

Ahora mira la explicación de la fórmula 8/8/8….

Dormimos 8 horas, esto es lo que debe hacerse no duermas menos o más, esto es lo recomendado medicamente.

Luego trabajamos 8 horas, este es horario laboral legalmente establecido y nos restan 8 horas del día las cuales nos pertenecen y son las que tenemos disponibles para trabajar en el propósito que Dios tiene para nosotros.

Tomando cómo propósito de Dios el llamado que él tenga para ti, ejemplo; Predicar, hacer deporte, ser un hombre o mujer de negocio, entre otros.

“La provisión de Dios va a venir a tu vida cuando hagas eso para lo cual has sido creado”… Sé que no es fácil dedicar demasiado tiempo si cumples horarios para otros compromisos, pero puedes iniciar con una hora al día, al menos una hora.

Carlos Andrés Gallego
Tu Propósito en Acción

Deja un comentario (25 Comentarios hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te