El Matrimonio

Cuando se piensa en matrimonio es necesario conocer que vas a entrar en un proceso que durara toda la vida.

Lee este artículo y conoce la gran responsabilidad y compromiso que tenemos como esposos, el hombre fue diseñado para vivir en unión de una familia.

La Biblia es muy clara cuando se habla de los matrimonios. A la vista de Dios, una vez que un esposo o una esposa se unan están haciendo un pacto interrumpible es decir, hasta que la muerte los separe.

Si no estás de acuerdo con este punto de vista, te invito a leer las siguientes palabras de Jesús con respecto al tema: Mateo 19: 4-6

Cuando somos personas solteras tenemos como objetivo orar por encontrar a esa persona que Dios tiene reservada para nosotros, mientras eso sea así se puede garantizar una vida juntos.

Sé que esta idea no es muy popular entre muchos, pero es necesaria para vivir conforme al propósito y voluntad de Dios con tu hogar y familia.

El matrimonio es una unión que ningún hombre puede disolver desde la perspectiva de Dios. ¿Sabes porque esto es así? Esto es así porque a través del matrimonio se nos da una visión de la relación entre Jesús y la iglesia, y sabemos que Jesús hizo esta promesa a sus discípulos antes de ascender a los cielos.

Mateo 28:20 “Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” Es esta exactamente el tipo de promesa que queremos que nuestro esposo o esposa cumpla.

Si estuviste orando por un esposo o esposa y tu oración ya fue concedida, no quiere decir que la responsabilidad de orar por tu esposo ha terminado. Es lógico que no tienes que orar por otro esposo o esposa, pero si seguir orando por el esposo (a) que te fue dado(a).

Cuando se comienza a vivir dentro de una relación de pareja es normal que al principio surjan algunos problemas debido no sólo a sus diferentes personalidades, sino también a la crianza, la educación, la nacionalidad, estrato social etc…

Pero entre otros también tenemos a Satanás y los “principados”, “poderes gobernantes del mundo”, “las tinieblas de este siglo”, y las “huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”. Con todo este furor contra nuestro matrimonio, ¿Qué podemos hacer para mantenerlo? Orar por nuestra unión hasta que la muerte nos separe.

En conclusión, todos tenemos que orar por un esposo o esposa. Si ya estamos casados o seguimos orando para conocer a alguien con quien compartir nuestra vida, tenemos que meternos en el hábito de orar por esa persona que camine a nuestro lado “hasta que la muerte nos separe”.

Conformar una familia hace parte de tu propósito en la tierra por eso si no te has casado ora por la persona que Dios tiene destinada para ti y si ya te casaste es tu obligación seguir orando por esa persona que tienes al lado.

CARLOS ANDRÉS GALLEGO
Creelo.org – Coach Cristiano

Escribe tu comentario de la revelación que tú recibes de parte de Dios hoy a través de este artículo, escribe tu aporte en comentarios.

Deja un comentario (6 Comentarios hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te