Consagrando con tu oración el día de trabajo

Con cada amanecer, llega la  hora de ir a la oficina, de empezar labores en alguna industria o quizás de abrir el negocio. Independientes o empleados de todo el sector productivo enfrentan todos los días algún tipo de expectativa sobre lo esperado o inesperado que traerá la jornada. No importa si tu trabajo es rutinario o si por el contrario todos los días te enfrentas al suspenso de saber si ese negocio independiente que tienes tendrá un día de ganancias o pérdidas.

En cualquier circunstancia que vivas, tienes la garantía de contar con una fuerza superior para ayudarte a superar los retos de la jornada cuando conviertes en un hábito el orar dedicando el día de trabajo.

Dedicar o consagrar consiste en que tú, de manera expresa, pones bajo el señorío de Jesucristo todas tus intenciones, tus capacidades y hasta los hechos que ocurrirán en tu jornada laboral. Consagrar también es santificar, es decir, que tú entregas tu trabajo como una ofrenda al señor; es una manera de decir “sí, aquí también se establece tu reino a través de las cosas que hago”.

Cuando esto sucede y oras por el día de trabajo, estás desatando un poder espiritual que impacta de forma muy sensible lo natural: obtienes sabiduría para tomar decisiones difíciles, puedes afrontar con extraordinaria serenidad situaciones difíciles y puedes solucionar de forma creativa los retos que se te plantean.

Haz la prueba y cuéntame. Si no es una costumbre tuya hacer una oración especial para dedicar el día de trabajo o haces una oración rutinaria, cortísima y automática, te reto a que la hagas durante una semana y me digas si notas o no diferencia en tu vida laboral. ¡Estoy seguro que los comentarios reflejarán el poder que Dios desata cuando le entregamos este aspecto de nuestra vida!

Oración de consagración del día de trabajo

Amado Dios, gracias por la bendición que me das a través de este trabajo. Antes de empezar con mis labores, vengo ante ti para dedicártelo, para consagrarlo a ti. Te pido que hoy inspires en mí sabiduría, buen juicio y creatividad para resolver los retos y los problemas que hoy se presenten. En los éxitos y en las dificultades declaro tu presencia y tu señorío y desde ahora entrego a ti toda la gloria de los buenos resultados que me ayudarás a obtener. Este día de trabajo, como yo mismo, es tuyo Señor. Amén.

CARLOS ANDRÉS GALLEGO
Coach Cristiano – Creelo.org
“Que Cada Cristiano Cumpla Su Propósito en la Tierra”

Tags: ,

Deja un comentario (3 Comentarios hasta ahora)


  1. Raul

    Bendiciones Carlos Andrés:
    Deseo darte mi testimonio sobre la oración de consagración del día de trabajo.

    Inicié la oración hace una semana, cada vez cuando llego al trabajo oro con fe y le entrego ese día de trabajo al Señor. Los resultados son increíbles, he visto moverse la mano de Dios increíblemente.

    Antes veía los problemas como “problemas”, ahora no los veo así, sino los veo como retos, inconscientemente me preguntaba que irá hacer Dios al respecto para resolver esta situación.

    Imagínate que la transformación se esta iniciando en mi mente, tengo paz, gozo en el trabajo. Dios ha respondido a mi petición cuando le pido sabiduría, buen juicio y creatividad para resolver los retos de cada día que se presenta en el trabajo. Gloria a Dios!

    Que la paz de Dios que sobrepase todo entendimiento guarde tu corazón y tus pensamientos en Cristo Jesús Señor nuestro, Dios de bendiga con gozo, salud, prosperidad en unión de tu familia.
    Gracias por compartir y enseñarlos por medio de las predicas que recibo en mi correo diariamente. Un abrazo desde Costa Rica.

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te