¿Conoces A Jesús?

Eres joven, lleno de vida, fresco, divertido etc… ¿Conoces a Jesús? Quizás la respuesta pude ser No, ese no es mi estilo orar e ir a la iglesia no es lo que me interesa. Lo mío es chicos (a), bebidas, deportes, coches, películas, música, drogas, alcohol, bromas, algunas buenas risas …

Todo en la fabricación, la vida está demasiado llena de grandes cosas para pensar en cualquier otra menos en el pecado y la muerte.

Lee este artículo, Dios mostró su infinito amor para con nosotros con el sacrificio de Jesús en la cruz y hoy por hoy ese amor sigue intacto por lo cual nos sigue redimiendo del pecado.

En la biblia encontramos un caso muy similar al de muchas personas hoy. Él del hijo pródigo “Lucas 15: 11-32” Con los bolsillos llenos de dinero, queriendo experimentar una vida sin límites. La casa del padre no es más que las reglas y la rutina. No vale la pena, es simplemente perder el tiempo.

Ahora el mundo le espera y comenzara a vivirlo, es una decisión tomada. Agarro todo su dinero, todas sus cosas y se fue a experimentar “gozar” y a vivir conforme a su voluntad y deseos.

Volar es lo máximo… ¿Pero sabes cuál es el gran problema? En algún momento tendrás que hacerle frente el suelo. Pero para que pensar en esto, el desastre no ha llegado debo disfrutar.

Ahora bien. El dinero se ha ido y con él se fueron todos sus amigos. Bueno, así es como se llamaban entre sí. Ahora está en lo profundo. El trabajo es escaso para alguien cuya única habilidad es derrochar el dinero, así que aquí estaba en medio de los residuos, no teniendo nada que comer y sumido en una gran tristeza y desolación.

Aún hay algo que lo mantiene en marcha. Su padre le dijo algo antes de salir de casa, y esas palabras han estado en él todo el tiempo. Una promesa que a la hora de aplicarla seria su única salida.

¿Por qué orar a Jesús?

Me voy de aquí. No sé si mi padre me recibirá, pero no tengo a donde ir. Si me quedo voy a morir de hambre, así que sin duda lo mejor es arriesgarme. Es un hombre justo, por lo que no puedo pretender seguir siendo considerado como uno de sus hijos pero si al menos como un trabajador.

Le he despreciado y deshonrado su nombre, ya no tengo ningún derecho a estar en su casa, sólo puedo pedir misericordia aunque sé que no la merezco. Ahí viene. Ni siquiera puedo mirarlo a los ojos.

Me pongo de rodillas y finalmente, después de todos estos años, sé cómo orar. “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. Hazme como uno de tus jornaleros”. Él viene corriendo a besarme y abrazarme, no le importó mi estado. Él llama a sus siervos para que me vistan y además de eso me prepara una gran fiesta.

El padre en este momento no tuvo en cuenta la mala actitud ni mucho menos la desobediencia de su hijo, el gran amor de padre permaneció por encima de todo. Jesús nos ama a todos y está esperando un reconocimiento de pecado y un arrepentimiento genuino sin importar lo que hayamos hecho.

Por lo tanto no te sientas avergonzado si en algo has fallado, Dios estará dispuesto a perdonarte.

CARLOS ANDRÉS GALLEGO
Creelo.org – Coach Cristiano

Escribe tu comentario de la revelación que tú recibes de parte de Dios hoy a través de este artículo, escribe tu aporte en comentarios.

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te