Arrepentimiento

Dios espera de nosotros un verdadero arrepentimiento, para entrar en comunión con el reino del cielo.

Lee este artículo y conoce que fuiste llamado a arrepentirte.

La palabra arrepentirse significa cambiar tu mente, cambiar tu voluntad.

Isaías 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar”.

Por naturaleza somos pecadores y cometemos errores, pero existe la posibilidad de cambiar en nosotros nuestra mala conducta, cambiar nuestra mente y permitir que la voluntad de Dios se cumpla en nuestras vidas.

J.W. McGarvey dijo: El arrepentimiento es un cambio de voluntad, causada por un dolor, por el pecado y líder a una reforma de vida.

Cuando damos lugar al arrepentimiento, comenzamos a ser personas diferentes e iniciamos otra forma de vivir, el viejo hombre desaparece y todo es nuevo en tu ser.

“En Lucas 15:13-20” En este pasaje se nos muestra una clara ilustración bíblica de arrepentimiento, vemos a un hijo que decide reclamarle a su padre la parte de la herencia que le corresponde para dedicarse a una vida de libertinaje y cuando lo malgasta todo decide regresar arrepentido.

*El hijo reconoció su pecado. (“Lucas 15:17-18”)

*El hijo hace una resolución (“Lucas 15:18”)

*El hijo actúa (“Lucas 15:20”)

Esta es la actitud que Dios busca en cada uno de nosotros, cambiar nuestra mentalidad dejar de rechazarle, para buscarle y servirle, el esta interesado en nuestra salvación y se llena de regocijo cada vez que un pecador de arrepiente y regresa a sus brazos así como lo hizo el hijo prodigo.

Cambiar tu mentalidad trae como consecuencia un cambio en tus actos, el arrepentimiento es un cambio de conducta.

Hechos 3:19” Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; Para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio. El arrepentimiento es necesario para nuestra salvación, para hallar paz y tranquilidad en nuestro corazón.

“2 Corintios 7:10 Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; Pero la tristeza del mundo produce muerte”.

El dolor del mundo conduce a la muerte, esto es dolor que resulta de ser atrapado o porque sus acciones han provocado consecuencias indeseadas.

Tristeza Santa conduce al arrepentimiento y la vida. Es un verdadero sentido de culpa por haber desagradado al Señor.

El arrepentimiento debe ser seguido por la obediencia: “Hechos 2:38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; Y recibiréis el don del Espíritu Santo”.

Para cumplir nuestro propósito en la tierra debemos cambiar nuestros pensamientos y manera de actuar para que el espíritu santo nos guíe a su cumplimiento.

EquipoCreelo.org
“Que cada cristiano Cumpla su propósito en la tierra”

Deja un comentario (No comments hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te