Al entrar y caminar en fe con Dios

EL ACCIDENTE

A continuación les damos a conocer una historia, que nos muestra la importancia de caminar en Fe con Dios;

Yo estaba caminando por el lado de la carretera cuando un coche salió de la nada y me golpeó. El impulso del golpe me levantó y caí en medio de la calle muy transitada. La razón por la que no quede inconsciente todavía me desconcierta hasta hoy.

Miré hacia arriba y vi vehículos acercándose. Intente levantarme pero no me fue posible, los vehículos disminuían la velocidad, pero los conductores no se bajaban.

Luego intenté levantarme por segunda vez, pero no sentía mi pierna derecha. Lo intente por tercera vez y no pude. Por lo tanto, me arrastré hasta el borde de la carretera donde se reunió una multitud. Y entonces me di cuenta de que mi hombro y la parte baja de mis costillas, estaban empapados en sangre.

Me toqué la pierna derecha y lo que vi fue el comienzo de la prueba de mi fe en Dios, de mi cintura hacia abajo de mi pierna derecha todo estaba lleno de sangre, los huesos estaban rotos, y un pedazo de ella sobresalía a través de mi carne por debajo de la rodilla derecha. La rótula estaba rota también. Me sentí tan confundido en ese momento, yo  tenía que estar en una entrevista de trabajo.

¿Cómo sucedió esto? ¿Por qué sucedió esto? Me pregunté a mí mismo llorando. Entonces escuché a la multitud discutir entre ellos.

Oí una voz masculina  que dijo: Lo ven solo y no ayudan?

¿Fue atropellado por un coche? -preguntó otro

Dios sabe lo que hace al permitir este tipo de accidentes. Dijo otro

Como les dije antes no estaba inconsciente, así que escuché todo lo que la gente decía.

Un ángel apareció…

Pasaron así algunos minutos entre la multitud y nadie hizo algo para ayudarme, de repente, de la nada apareció un hombre en una motocicleta hacia mí. Se bajó y me tocó la frente preguntándome cómo me sentía, entonces aplicó los primeros auxilios en mí. Mientras hacía esto, salió otro hombre y ambos me levantaron hacia la moto, uno conducía y el otro sostenía mi pierna rota y salimos en la moto, no al hospital, si no a mi casa, donde en ese momento Vivía con mis padres.

Me llevaron a la sala de estar y me pusieron en uno de los sofás. No sé quiénes eran los dos hombres. Nunca los he visto antes o después del accidente es por eso que siempre se refieren a ellos como ángeles que Dios envió para ayudarme.

Cuando mi Madre llegó a casa del trabajo, luego de recibir la noticia lo primero que hizo fue arrodillarse y cantar alabanzas a Dios.

Un médico que era experto en casos de fractura fue traído para asistirme y este es mi testimonio el día de hoy… Y hoy sé que fueron los Ángeles de Dios quienes me protegieron y me llevaron al lugar donde consideraban estaba seguro y a salvo.

Acontecimientos como este nos hacen pensar que en cualquier momento estamos expuestos a eventos que pueden hacer que nuestra vida termine… De allí la importancia de empezar cuanto antes a trabajar en el propósito que Dios tiene para cada uno de nosotros…

Y tu, ¿ya encontraste el propósito de Dios para tu vida?

CARLOS ANDRÉS GALLEGO
Coach Cristiano – Creelo.org
“Que Cada Cristiano Cumpla Su Propósito en la Tierra”

Tags: , , ,

Deja un comentario (2 Comentarios hasta ahora)

Sé el primero en comentar

Te enviaremos "Sabiduría" 1 vez por semana.

Publicidad

Ultimos Videos

  • Valores en la Familia¿Cuáles son los 2 valores que transforman a una familia para siempre?. Estás pasando por algunos problemas familiares, con tus hijos, con tu esposo, con tu esposa. Ves que ellos no te entienden, no te